Inicio | Foro | Clasificados | Contáctenos

 Aguas Blancas
Historia
Diciplinas
Técnica
Equipo necesario
Partes del kayak
Tipos de kayaks
Tipos de palas
Niveles de ríos
Ríos y Olas
Mandamientos
Foto Galería
Notas y Entrevistas

Links

 
 

Fanáticos del remo y las Aguas Blancas

El rafting es una de las actividades que más adeptos reúne. Consiste en descender en balsas, con capacidad para unas diez personas, por los impetuosos ríos de deshielo.

Las alternativas van desde la tranquila navegación por el río Limay hasta el rafting de acción en el río Manso, cerca de la frontera con Chile, pasando por las experiencias de mediano movimiento que pueden practicarse en el Manso medio.

Alejandro Rosales es un porteño que abandonó hace una década el barrio de Palermo para dedicarse de lleno a esto. Fanático del remo desde los 18 años, cada vez que podía escaparse se iba hasta Mendoza o venía a esta ciudad a navegar los ríos de montaña. Cuando se recibió de arquitecto, no lo pensó más: lo suyo estaba en el agua. Y acá se radicó.

Ahora Alejandro es dueño de Extremo Sur, una de las empresas que acompañan a los turistas a practicar rafting o kayak río adentro. "Vienen muchas familias, grupos de amigos o gente de negocios que no quiere perderse esta experiencia, chicos desde los tres años y hasta personas de más de 80", contó. Sólo su agencia asiste entre 1000 y 1500 personas por temporada.

Alejandro Rosales y Esteban Bauer
practican kayak en el río Manso medio,
en la Patagonia

Foto: Francisco Ciavaglia

Las aguas blancas, como se conoce a los ríos de deshielo, tienen cinco niveles de dificultad, determinados por la fuerza y los obstáculos del curso de agua. Para las excursiones de rafting no se requiere experiencia previa, aunque aquellas que se internan en ríos más correntosos o las de kayak sí necesitan de algunos conocimientos técnicos.

Alejandro ostenta un récord difícil de alcanzar: es uno de los dos argentinos que se atrevió a "saltar" con su kayak la cascada de los Alerces, una caída de agua de casi 15 metros situada en el Parque Nacional Nahuel Huapi. Todo un desafío.

"Lo bueno de este deporte es que no tenés límites. Acá el límite sos vos explicó Esteban Bauer, un kayakista de 28 años que guía a los veraneantes corriente abajo. Siempre aparecen nuevos ríos para navegar."

Alejandro y Esteban deleitaron ayer a los turistas con una demostración de rodeo, algo que en la jerga de los kayakistas significa "montar" una de las olas que la corriente produce al chocar contra una piedra. La prueba consiste en estar el mayor tiempo posible sobre la ola y realizar, mientras tanto, algunas piruetas con el kayak.

Los turistas más osados pueden incursionar en el canoying, una nueva opción que propone navegar cañadones y rápidos sin más equipo que un casco, chaleco salvavidas, un traje de neoprene y protectores para codos y rodillas. Es decir que la única embarcación con la que se cuenta es el propio cuerpo. Reservado para valientes.

Los que quieren gozar del río, pero disponen de menos audacia, pueden optar por el buceo o la pesca deportiva.

Por Cynthia Palacios - Nota extraida de: http://www.lanacion.com.ar

 


 

Última actualización: 14 de septiembre de 2016

 

 

 

Su publicidad

Aquí

 


 Novedades
 
  Instructores y Escuelas de kayak

  Promociones en nuestro Newsletter

 


 

Su publicidad

Aquí

 



www.edu-kayaks.com.ar


 


 

 

Resolución recomendada 1024x768 pixels
© 2000 Copyright - Todos los derechos reservados.