Inicio | Foro | Clasificados | Chat | Contáctenos

 Aguas Blancas
Historia
Diciplinas
Técnica
Equipo necesario
Partes del kayak
Tipos de kayaks
Tipos de palas
Niveles de ríos
Ríos de Argentina
Mandamientos
Foto Galería
Notas y Entrevistas

Videos

Links
Empresas de Rafting
 
 

Escala internacional de dificultad de los ríos

 

Clase I
Fácil. Agua de curso rápido con olas y ondas pequeñas. Pocos obstáculos, todos evidentes y fáciles de sortear, con un poco de preparación. El riesgo de acabar en el agua es escaso el autorescate resulta fácil.

 

Clase II
Principiantes. Rápidos rectos con canales anchos y despejados que resultan evidentes sin necesidad de inspeccionar desde la orilla.
Ocasionalmente tal vez haya que maniobrar, si bien las rocas y olas de medio tamaño se evitan fácilmente si los palistas están preparados. Los palistas que terminan en el agua pocas veces sufren daños, y el rescate múltiple aunque útil, pocas veces se necesita. Los rápidos en el extremo superior de este grado de dificultad se clasifican como "
Grado II"

 

Clase III
Intermedio. Rápidos de olas moderadas y regulares que tal vez sean difíciles de evitar y que pueden inundar una piragua abierta. A menudo es preciso realizar maniobras complejas en corrientes rápidas y tener un buen control de la embarcación en los pasos angostos o para rodear salientes; quizás haya grandes olas o sifones, pero serán fáciles de evitar. Se pueden hallar poderosas contracorrientes y potentes efectos del cauce, sobre todo en los ríos de gran volumen. Se aconseja inspeccionar desde la orilla en el caso de patrullas sin experiencia. No son muy habituales las lesiones cuando hay que nadar, los autorescates suelen ser fáciles, pero tal vez se requiera asistencia del grupo para evitar chapuzones largos. Los rápidos en el extremo inferior o superior de este grado de dificultad se clasifican como "Grado III" y "Grado III+"

Clase IV
Avanzado. Rápidos poderosos pero predecibles que requieren un manejo preciso de la embarcación por aguas torbulentas. Según el carácter del río, tal vez presente grandes olas y rebufos inevitables, o bien pasajes angostos que exijan rápidas maniobras bajo presión. Tal vez se necesite un giro rápido en una contracorriente fiable para iniciar las maniobras, examinar los rápidos o descansar. Los rápidos tal vez requieran movimientos obligados sobre elementos peligrosos. Quizás haya que inspeccionar para realizar el primer descenso. El riesgo de sufrir daños entre los nadadores es de moderado a alto, y las condiciones del agua pueden dificultar los autorrescates. A menudo es escencial la ayuda del grupo para los rescates y se requiere práctica con el roll. Los rápidos en el extremo inferior o superior de este nivel de dificultad se designan respectivamente como "Grado IV" y "Grado IV+".

Clase V
Experto. Rápidos muy violentos, con obstaculos y extremadamente largos que exponen a los palistas a un riesgo añadido. Los saltos tal vez tengan grandes olas o rebufos inevitables o bien toboganes angostos y escarpados con rutas complejas y muy exigentes. Los rápidos se prolongan entre un remanso y el siguiente, lo cual exige un nivel de forma física muy alto. Si hay contracorrientes tal vez sean pequeñas, turbulenteas o de difícil acceso. En el extremo superior de la escala, pueden darse varios de estos factores combinados. Se recomienda la inspección desde la orilla, aunque quizá sea difícil. Los chapuzones son peligrosos y el rescate suele resultar difícil incluso para los expertos. Es escencial esquimotear muy bien, contar con un buen equipo, tener mucha experiencia y prácticas en rescates. Debido a las numerosas clasificaciones de la dificultad más allá del grado IV, el grado 5 está abierto, y por ello hay una escala de niveles múltiples de Grado 5.0,5.1,5.2, etc. Cada uno de estos niveles presenta una dificultad de mayor magnitud que el anterior. Por ejemplo: el aumento de la dificultad entre los grados 5.0, 5.1 es un orden de magnitud parecido como el paso del el grado IV Grado 5.0.

 

Clase VI
¡Kamikaze! Piraguismo Extremo y Exploratorio. Son descensos que casi nunca se han intentado y suelen servir de ejemplo de dificultad extrema, impredecibilidad y peligro. Las consecuencias de los errores son muy graves y el rescate tal vez sea imposible. Sólo para patrullas de expertos, con niveles de cauce favorables, después de una rigurosa inspección personal y tomando todo tipo de precauciones. Después de haber descendido de Grago VI, su valoración tal vez pase a un Grado 5.x
 

 

 

 

Su publicidad

Aquí

 


 Novedades
 
  Instructores y Escuelas de kayak

  Promociones en nuestro Newsletter

 


 

Su publicidad

Aquí

 



www.edu-kayaks.com.ar


 


 

 

Resolución recomendada 1024x768 pixels
© 2000 Copyright - Todos los derechos reservados.